Los ocho mejores destinos europeos para visitar en invierno

Los ocho mejores destinos europeos para visitar en invierno

Algunas personas prefieren la nieve (por más increíble que parezca), aunque la mayoría de los turistas busca destinos más cálidos para pasar sus vacaciones de invierno. El mundo está lleno de posibilidades y experiencias distintas; desde esquiar en los Alpes suizos y tomar el sol en las playas del Mediterráneo hasta disfrutar de un café espresso en un típico bar italiano. Hemos seleccionado destinos que se adapten a los gustos y preferencias de todos los lectores. Hasta el viajero más quisquilloso estará satisfecho. Planear su viaje en temporada baja siempre es sinónimo de tarifas más convenientes, por lo que no hay excusas para no visitar el viejo continente. A continuación, le presentamos los ocho mejores:

8. Andalucía, España

Andalucía es la madre del folklore español. No hay mejor lugar que este para descubrir la magia del flamenco y de las corridas de toros. Este destino ofrece playas de arena dorada y cordilleras repletas de vegetación que alguna vez fueron testigos de la historia de Don Juan y Carmen. El legendario río Guadalquivir atraviesa el territorio y la fauna variada, junto con el encanto de los habitantes y la combinación de paisajes hacen que los visitantes regresen una y otra vez. Sevilla, la capital de Andalucía, es uno de los sitios preferidos por los turistas debido a la gran cantidad de puntos de interés que adornan la zona. La imponente catedral Torre del Oro y el antiguo barrio Santa Cruz son apenas algunos de los puntos que merecen ser recorridos en Sevilla. La Costa del Sol ha sido bendecida con algunos de los mejores balnearios del planeta. En la costa del Mediterráneo el clima es agradable, la comida es deliciosa y la cultura está oculta en cada rincón. A los fanáticos del deporte, les sugiero que no dejen de aprovechar la posibilidad de esquiar en Sierra Nevada o de surfear en Tarifa, según la época en la que vengan de visita.

Andalucia, Spain

7. Tromso, Noruega

Tromso no suele ser el primer destino en mente a la hora de planear sus vacaciones; sin embargo, esta pequeña localidad realmente merece ser explorada. De mayo a julio la ciudad disfruta de un fenómeno natural conocido como sol de medianoche. En esta época, el sol permanece por encima del horizonte. Algunos de los puntos más populares para apreciar el paisaje son los teleféricos, el puente Tromso y el frente de la catedral del Ártico. Otra maravilla de la naturaleza que podrá presenciar en Noruega es lo que se conoce como aurora boreal o luces del norte. De septiembre a marzo, los visitantes podrán ser testigos de este espectáculo colorido que se apodera del cielo de Tromso. Los amantes de la vida al aire libre podrán aprovechar del clima agradable y de las tardes soleadas para aventurarse en algún safari o para practicar pesca sobre hielo. Las mezclas de luz y oscuridad dan como resultado una atmósfera mística y única. Entre los puntos de interés más populares del lugar se encuentran el museo de Tromso, los jardines botánicos y la catedral del Ártico. Prepárese para vivir una experiencia inolvidable en las tierras noruegas.

Tromsø, Norway
Next ➞
ADVERTISEMENT

More on EscapeHere

Comments