Doce cosas para ver y hacer en Bruselas

Doce cosas para ver y hacer en Bruselas

A pesar de contar con legados culturales e históricos maravillosos, Bruselas no ocupa un lugar muy privilegiado en la lista de pendientes de la mayoría de los turistas. De hecho, el territorio belga (en realidad, Bélgica en sí) tiende a ser opacado por otros destinos europeos más glamorosos. No obstante, nada lo ha detenido en su lucha por lograr el reconocimiento popular. Con tantos museos, un pasado tan turbulento y paisajes imponentes, tanto naturales como creados por el hombre, Bruselas tiene muchísimo para ofrecerles a sus visitantes. Si desea sumergirse de lleno en el corazón del Viejo Continente, le recomiendo que haga una parada en esta ciudad medieval y, a la vez, moderna, en la que conviven artistas clásicos y contemporáneos. A continuación, le presentamos 12 puntos de interés que no debería pasa por alto durante su estancia en este sitio único. ¡Siga leyendo!

12. Recorra el parque Mini Europe

Ubicado al pie del Atomium en Bruselas, Mini Europe es un parque de atracciones que exhibe reproducciones de algunos de los monumentos más destacados del viejo continente a escala 1/25. Si alguna vez soñó con hacer un tour por Europa pero nunca tuvo el dinero suficiente para concretarlo, ¡no se pierda la oportunidad de visitar este sitio alucinante!

Aquí encontrará una gran cantidad de elementos móviles, entre los que se incluyen trenes, molinos, una réplica de la erupción del Vesubio, un Airbus y camiones electroguiados. Alrededor de 30 países europeos han sido representados, entre ellos Italia, Grecia, Francia e Inglaterra. El parque se extiende unos 2,4 kilómetros cuadrados y atrae a unos 350.000 visitantes al año, lo que lo convierte en una de las principales atracciones turísticas de Bruselas. En el proyecto ha colaborado la mayoría de los países cuyos puntos de referencia han sido representados. De hecho, muchas miniaturas fueron financiadas por su país de origen. La Torre Eiffel, la Torre Inclinada de Pisa y la Catedral de Santiago de Compostela son algunos de los nombres que más resuenan en esta aventura.

Lisa A / Shutterstock.com

Lisa A / Shutterstock.com

11. Visite la estatua Manneken-Pis

Es probable que al menos una vez en su vida haya oído hablar de Manneken-Pis. Esta famosa escultura es uno de los puntos de referencia más populares de Bruselas y ha inspirado la creación de miles de réplicas a lo largo y a lo ancho del mundo. La obra original data de 1388, a pesar de que su diseño actual se remonte a 1919. No obstante, la última figura de bronce se incorporó en 1965, debido a los constantes robos y desapariciones de las anteriores. Manneken-Pis viste distintos atuendos durante la semana establecidos según un cronograma y su guardarropas es de lo más variado.

¡Bastante bien para tratarse de la escultura de un niño que hace sus necesidades en público! Así es, para su información, todos esos querubines orinando que adornan las fuentes y los parques de su ciudad son primos lejanos de Manneken-Pis. Cuenta la leyenda que un comerciante adinerado y su familia vinieron de visita a la ciudad y perdieron a su hijo más pequeño. Después de buscarlo por largas horas, lo encontraron lleno de alegría orinando en un pequeño jardín, por lo que el hombre decidió financiar la construcción de una fuente. Otra versiones del folklore popular incluyen a las tropas del pequeño duque Godofredo III de Lovaina orinando a sus enemigos y a un niño que utilizó sus fluidos corporales para apagar un incendio que azotaba el castillo del rey. ¡Apúrese a visitar la estatua antes de que los vándalos hagan de las suyas!

Next ➞
ADVERTISEMENT

More on EscapeHere

Comments